Blog de 3D, Ilustración, Diseño y más...

Ordenador para diseño gráfico, ¿cuál es el mejor?

9 julio, 2015 2 comentarios

Los diseñadores gráficos necesitan equipos potentes para poder realizar su trabajo. Durante los Cursos de Diseño Gráfico os aportamos pautas a tener en cuenta pero, a priori,  para elegir el mejor ordenador para diseño gráfico ¿qué es lo que tenemos en cuenta?

Cómo elegir un ordenador para diseño gráfico

En nuestros equipos, hay algunos elementos que son ideales para el trabajo en diseño gráfico. Estos factores incluyen los siguientes:

Tarjeta GPU 

Si estás haciendo diseño gráfico para videos, películas, o cualquier trabajo de animación, gran parte del poder del diseño gráfico radica en la capacidad del  equipo para ver y editar las imágenes con la máxima fidelidad posible. Esto incluye líneas nítidas, negros más negros, tonos más vivos e imágenes impresionantes. Una GPU potente hace que sea posible hacerlo.

RAM adecuada.

El procesamiento de imagen y diseño digital, a menudo requieren trabajar con imágenes que son increíblemente grandes en el tamaño real del archivo. Para el cálculo de todos los cambios que deben hacerse a un archivo que contiene tanta información, tu máquina va a necesitar una cantidad aceptable de RAM.

Disco duro espacioso

Los archivos de imagen pueden ser muy grandes. Así que tendrás que tener una considerable capacidad de almacenamiento. Mientras que puedes confiar el  almacenamiento en la nube y otras formas de disco duro remoto, recuerda que los archivos más grandes también necesitan más tiempo para transferirse. Es mucho más fácil y más conveniente poder almacenar los archivos en una unidad local.

Los ordenadores de escritorio siguen siendo, de lejos, la opción  más potente disponible para los consumidores y los profesionales en cualquier tipo de tarea digital. Sin embargo, el diseño gráfico no siempre es algo que se hace en una oficina. Es posible que desees trabajar desde casa o de vacaciones. En esos casos, el portátil puede ser una buena opción.

Con esto en mente, tendrás que elegir entre la potencia de procesamiento de un ordenador de escritorio, y la facilidad de transporte de una tableta, que es donde la opción tradicional de un ordenador portátil entra en juego.

En cuanto a la pantalla

Un diseñador gráfico necesita una gran pantalla con reproducción exacta de color para trabajar con calidad de imagen profesional, sin olvidar que debe cumplir las normas para proteger nuestra vista. Esto nos lleva a tener en cuenta que es necesaria una inversión ajena a la CPU, así como una tarjeta gráfica acorde a la resolución de nuestro monitor.

Compartir
Imagen de logotipo de facebook para compartir
Imagen de logotipo de twitter para compartir
Imagen de logotipo de google+ para compartir

Comentarios

  • iratxegonzalez 21 septiembre, 2020

    Hola, Tengo dinero ahorrado y tengo pensado en comprar un portátil que ronde los 1.000 euros o 1.200EUR. Ya que el PC que tengo me va lento (tiene RAM de 4GB, Tarjeta Grafica: Intel (R) Hd Graphics, Procesador: Intel Pentium CPU G3220 3GHZ) al utilizar Premier y Blender con mucha geometría . Y ya ni os cuento si tuviera que hacer un render en Cycles, ni me lo planeo. Haber si me podéis recomendar algún portátil para programas como Blender, Photoshop, Premiere, Illustrator. Yo tengo la tableta gráfica XP-Pen Deco 03 para diseño gráfico . No me planteo comprar un ordenador de mesa porque necesitamos tener ya dos en casa.

    Responder
    • admin 21 septiembre, 2020

      Hola, un portátil puede perfectamente cumplir tus exigencias. Creo que debes ser exigente en el procesador, un Core i7 alcanza tus expectativas y no es tan caro como los de última generación. La RAM es muy importante, Adobe exige al menos 12GB para moverse con soltura, así que necesitarías por lo menos 16 GB ampliables a 32. Otro puntal imprescindible es una potente GPU, contempla si entra en tu presupuesto una GeForce GTX. Por último, no olvides buen espacio de almacenamiento para tus archivos. un saludo!

      Responder

Deja un comentario

Tu email no será publicado